Cómo se utiliza el hilo dental
Cómo se utiliza el hilo dental

Los responsables de las clínicas dentales de Zaragoza jamás nos cansaremos de insistir sobre la importancia que tiene la higiene bucal como la más eficaz medida de prevención contra la mayoría de las afecciones más comunes. Ya te hemos hablado en algún artículo anterior de esto, pero permítenos ser insistentes.

En alguno de nuestros anteriores artículos indicábamos que únicamente el cepillado no es suficiente para mantener a las bacterias alejadas de la boca y muy especialmente de la superficie de los dientes. Hay zonas a las que no llegan los cepillos por lo que es absolutamente necesario, al menos dos o tres veces por semana, recurrir a la seda dental o bien a los cepillos interdentales.

Pudiera ser que desde las clínicas dentales de Zaragozano hayamos insistido lo suficiente o no hayamos sabido explicar cómo se debe utilizar la seda dental. Realmente es muy fácil de utilizar, sólo hay que cortar un trozo, de unos 30 cm de longitud y enrollarlo alrededor de uno de nuestros dedos. Al otro extremo del hilo le as una vuelta en uno de los dedos de tu otra mano dejando un pequeño espacio de hilo libre, unos 2 ó 3 cm.

Ese pedazo de hilo es el que debes introducir en el hueco que hay entre dos de tus dientes y practicar un leve movimiento de vaivén para eliminar los restos de bacterias. Pásalo también por la unión de cada diente con la encía, pues ahí también suelen acumularse las bacterias. Sueltas un poco de hilo y vuelves a realizar la misma operación en el siguiente hueco, incluyendo también los de las muelas, tanto en la mandíbula de arriba como en la de abajo.

Desde Mota Clínica Dental te recomendamos terminar el proceso con un buen enjuague que elimine definitivamente todas las bacterias.   

haz clic para copiar mailmail copiado